La pasión por el flamenco es lo que hizo que hace más de una década Begoña Cervera se lanzara a la creación de una empresa de zapatos de flamenco para sumergirse de lleno en un apasionante mundo en el que el sonido y la firmeza se han convertido en las principales señas de identificación.

Para ello, se remontaron a los inicios de los zapatos de flamenco, para recuperar la tradición y llenarlos de adornos de flores y bordados que, hasta el momento, habían sido casi exclusivos de los mantones y los vestidos. Begoña Cervera considera que los zapatos son parte esencial de este arte, por lo que siempre busca la forma de otorgarles el protagonismo que merecen. Pero también buscando la plena satisfacción del profesional del baile que busca algo distinto en cada uno de sus montajes, para lo cual personalizan cualquier tipo de diseño. Debido a ello, actualmente cuentan con colaboraciones tan especiales como los de la bailaora Eva Yerbabuena o Santiago Gatto.

Artesanía, calidad, exclusividad y Made in Spain son los valores que desde hace 15 años acompañan a la empresa y que han ido fortaleciendo la marca. Siempre reivindicando la tradición y la artesanía, pero sin perder de vista la importancia de la innovación, el diseño y la comodidad. Un fiel reflejo de ello es el tacón ARTY, un concepto basado en la personalización elevada a su máxima potencia, donde el cliente puede escoger entre distintos diseños de tacón pintados completamente a mano por un gran equipo de artistas.

Zapatos de flamenco profesionales Begoña Cervera hechos a mano

Todos los zapatos de flamenco de Begoña Cervera son fabricados 100% en España, concretamente en la localidad alicantina de Elda, por personal con mucha experiencia en el sector. Cada pieza es cuidadosamente elaborada al detalle, reflejando además los valores de la marca. Desde que el cliente elige el modelo hasta que llega a sus manos se suceden una serie de procedimientos de fabricación y creación que implica la elección de aspectos tales como el color, los materiales, el estilo del tacón y la altura. Un proceso en el que el cliente recibe además un asesoramiento personalizado para que sus zapatos sean únicos y pueda disfrutarlos como se merece.

En el caso de los tacones ARTY, estos son pintados a mano delicadamente por el equipo de artistas de Begoña Cervera, con la posibilidad de elegir el estilo que mejor se ajuste a las necesidades y gustos del mismo, tanto en forma como en color. Pudiendo ser de tacón cubano, recto o de carrete. En cuanto al acabado, puede elegirse entre lacado oscuro o claro, pintado sobre lacado o pintado entero. Con diseños siempre inspirados en el arte y en la naturaleza.

Ofrecen tres tipos de hormas: normal, ancha y de bóveda. La normal es la más habitual de Begoña Cervera, la ancha es para pies con cierto volumen que requieren de unos milímetros extra para garantizar la comodidad y la de bóveda presenta cierta curvatura en la puntera de la horma.