Ahora que acaba de pasar la Feria de Abril de Sevilla y empiezan las ferias en muchas ciudades de España, es el momento de ir pensando en el traje de flamenca con el que queremos deslumbrar. Echamos un vistazo a los vestidos que hemos llevado otros años, nos fijamos en las tendencias de las pasarelas y miramos los vestidos que las famosas ya han llevado en la feria. Es entonces cuando empieza el bonito proceso de preparar el look de flamenca perfecto para la feria.

En los trajes de flamenca para la feria no existen reglas de ningún tipo como puede suceder en las romerías o en determinados eventos. Con lo cual, no podemos decir que exista un traje ideal para la feria, ya que el traje perfecto es aquel con el que la mujer se vea más favorecida, más guapa y más contenta de llevar.

Lo único que debe tenerse en cuenta es que hay estilos que van mejor para la feria de día y otros que van mejor para los de la feria de noche. En cualquier caso, la elección depende de los gustos de cada mujer. En la feria de día suelen vestirse colores más claros, de tejidos ligeros y cómodos; y en la feria de noche son más habituales los vestidos de tonos oscuro, tejidos más elegantes y acabados más elaborados.

Criterios para elegir tu traje de flamenca

Cuando nos disponemos a elegir un traje de flamenca, como ya hemos dicho, lo principal es que nos guste y que nos sintamos guapas con él. La cuestión es que no siempre tenemos claro qué es lo que nos favorece y qué no. De hecho, muchas veces pensamos que una determinada cosa no nos queda bien y cuando nos lo probamos puede llegar a sorprendernos gratamente.

Por eso, lo primero que debemos hacer es conocer bien nuestro cuerpo, ya que, en función del tipo de pecho, las caderas y la altura nos sentar, nos sentará una cosa mejor que otra. Partiendo de la base de que el traje de flamenca es un tipo de vestido que, por lo general, suele sentar bien a todo el mundo.

Además, es importante que, si quieres destacar con tu look cada año, intentes buscar algo completamente diferente a lo que ya tengas en tu armario, de manera que cada traje tenga su propia personalidad y puedas usarlos de nuevo sin ir cada año prácticamente igual. En este sentido, son muchas las mujeres que se decantan por la confección de trajes de flamenca a medida. Por ejemplo, en el taller de Patricia Bazarot, un traje de flamenca suele costar como mínimo entre 500 y 600 euros, y el coste va aumentando en función del tejido, los metros de tela y el volumen. Si eliges esta opción, deberás encargarlo al menos con dos meses de antelación.

En cualquier caso, tanto si lo compras ya hecho como si lo encargas a medida, debes saber que este año los colores que se llevan son los brillantes y coloridos, con estampados en lugar de lunares y muchos volantes.