La falda de flamenca es un elemento imprescindible para aquellas mujeres que toman o dan clases de flamenco. Y es que es la que les permitirá moverse cómodamente y hacer los pasos y movimientos típicos que se hacen con ella. Sin embargo, debes tener en cuenta que no todas las faldas son iguales. Aquella falda de la que te quedaste prendada la primera vez que la viste es así por algo. Y es que en las faldas flamencas son numerosos los factores que van más allá de las cuestiones estéticas y que hacen no solamente que nos sintamos cómodas, sino también que el baile sea más espectacular.

Principales características de las faldas flamencas

  • Buena caída: las faldas flamencas deben tener una buena caída en el tejido para poder responder a los movimientos de baile. Las faldas gigantes, además de ser muy aparatosas, no suelen sentar bien. En este sentido, los mejores tejidos son la lycra fina pero resistente, el crespón y el crep elastizado. A nosotros nos gustan mucho las lycras finas porque es más fácil ver nuestros movimientos y corregirlos, no ocupan mucho espacio y si están bien hechas, son muy favorecedoras, incluso aunque no estés demasiado delgada.
  • Vuelo de la falda: es importante cuidar el equilibrio en este aspecto. Ni mucho, ni poco. Debe ser un vuelo medio que permita coger la falda y hacer bien los movimientos, lo cual es de entre 3 y 4 metros de contorno de bajo. No obstante, no tienes de qué preocuparte, ya que en las tiendas podrás encontrarlas de muchas tallas, precios y colores distintos.
  • Dirección del elástico: la falda debe elastizar hacia los laterales y no hacia abajo. De lo contrario, terminará deformándose en poco tiempo.
  • Ten cuidado con el peso: aquellas mujeres que bailan flamenco de manera profesional es normal que se pasen el día ensayando o dando clases de aquí para allá. La cuestión es que la mochila puede llegar a pesar mucho. Por esta razón, el peso es uno de los factores que también debemos tener en cuenta a la hora de elegir faldas flamencas. Como máximo, debería pesar 500 gramos.
  • Estilo: las faldas flamencas más clásicas son aquellas simples de una capa entera con canesú y volante al final. Aunque en algunas escuelas de flamenco también se permiten las faldas con cuñas o nejas.
  • Color: el color de la falda es lo que menos debería importar para los ensayos, ya que lo importante es que puedas moverte bien y estés cómoda. No obstante, esto siempre hace que nos sintamos más guapas y más seguras. En las academias el color más habitual para las faldas de flamenca es el negro y hay que tenerlo muy en cuenta antes de comprarla porque hay profesoras que son bastante restrictivas con este tema. Puede que te hayas enamorado de una falda preciosa de lunares, pero es importante que antes de adquirirla te informes con la academia en la que des las clases de flamenco.