Cuando elegimos una falda sevillana, es muy probable que nos surjan muchas dudas con respecto a los complementos con los que vamos a combinarla. No tienes de qué preocuparte, ya que la falda flamenca es una de las mejores formas de poder cambiar rápidamente el look de flamenco, por lo que es bastante versátil.

Trucos para combinar la falda sevillana

  • Camisa: las camisas que siempre van bien con cualquier falda sevillana son las de color blanco. Eso sí, intenta buscar una que le dé un toque diferenciador, como volantes en las mangas. No obstante, si vas a ir de romería o vas a montar a caballo, recuerda que los volantes no deben ser muy grandes, ya que podrían estorbarte. Incluso, si es verano, es mejor decantarse por una camisa de manga corta. Por otro lado, debes saber que la primavera también es una buena época para llevar camisas más fluidas o que, incluso, dejen alguna parte del cuerpo al descubierto. En cuanto al escote, los diseños que están ahora más de moda son el cuello de tirillas, los volantes en capa o fruncidos y los cuellos camiseros.
  • Zapatos: los tacones son el calzado que más estiliza y con el que mejor se luce un conjunto de flamenca, pero si vas a estar mucho tiempo de pie o caminando, la mejor opción son las cuñas, evitando que sean muy altas para no tropezarte o que te duelan los pies. Por esta razón, hay muchas mujeres que prefieren los zapatos planos.
  • Sombreros cordobeses: aunque no son tan habituales para las ferias, si son un clásico de las romerías para acompañar la falda sevillana. Ideal tanto para dar un toque diferente al conjunto como para protegerse del sol.
  • Flores de flamenca: uno de los complementos estrella del atuendo de flamenca son las flores que adornan el pelo. Puedes llevarlas con una peineta, con un sombrero cordobés o sólo la flor. Pero además, puedes llevar una única flor o un ramillete con varias de ellas. En cuanto al color, puedes combinarla con el color de tu falda sevillana o crear un bonito contraste eligiendo otro color diferente.
  • Pendientes de flamenca: los pendientes son uno de los accesorios clave para el conjunto, pero también uno de los más complicados de elegir. Atrás quedaron los clásicos pendientes de acetona. Ahora se llevan pendientes muy elaborados y con todo tipo de adornos. Eso sí, es muy importante que sepas encontrar el equilibrio con los adornos del pelo. Si llevas muchos complementos en la cabeza, es mejor apostar por unos pendientes pequeños y viceversa. Y lo mismo ocurre si te decantas por un escote muy recargado. La idea es que el conjunto quede elegante y no resulte excesivo.
  • Mantoncillo: el mantoncillo es otro de los complementos fundamentales para el conjunto de flamenca. Es cierto que, en la actualidad, son muchas las que prescinden de él para lucir sus trajes mejor, pero si eres una clásica empedernida, no puede faltar en tu look. En este sentido, los más habituales son los de flores bordadas, pero es posible encontrarlos con multitud de tejidos y estampados distintos.